Título VIII: Organización Territorial del Estado

El Título VIII de la Constitución Española versa sobre la Organización Territorial del Estado y comprende los artículos del 137 al 158. Para tener una visión más explícita de los títulos que componen la Constitución Española, visita el siguiente post.

¿Qué significado tienen las cláusulas de prevalencia y supletoriedad reconocidas en el artículo 149 de la Constitución Española?

Las cláusulas de prevalencia y supletoriedad se regulan en el artículo 149.3 CE, con el siguiente tenor literal: “Las materias no atribuidas expresamente al Estado por esta Constitución podrán corresponder a las Comunidades Autónomas, en virtud de sus respectivos Estatutos. La competencia sobre las materias que no se hayan asumido por los Estatutos de Autonomía corresponderá al Estado, cuyas normas prevalecerán, en caso de conflicto, sobre las de las Comunidades Autónomas en todo lo que no esté atribuido a la exclusiva competencia de éstas. El derecho estatal será, en todo caso, supletorio del derecho de las Comunidades Autónomas.”.

Cláusula de prevalencia

La cláusula de prevalencia es una norma de conflicto que establece el criterio para resolver la concurrencia sobre una misma realidad material de Ley del Estado y Ley de la Comunidad Autónoma. Cuando ambas son válidas por haber respetado las respectivas reservas materiales y sin que sea posible una interpretación integradora de las mismas.

NO es un principio interpretativo que postule una interpretación a favor de la titularidad estatal de competencia.

Cláusula de supletoriedad

La cláusula de supletoriedad es una norma que colma las lagunas que presente el derecho autonómico. Estas lagunas no pueden ser solventadas mediante la aplicación de su propio sistema de fuentes (autointegración) o mediante la aplicación del Derecho estatal (heterointegración) y ofrece las bases para que los Derechos autonómicos operen.

NO es una cláusula universal atributiva de competencias normativas al Estado. Ya que para regular determinadas materias debe contar con título competenciales específicos que le habiliten para ello.

¿Cómo se organiza territorialmente el Estado?

La organización territorial del Estado se basa en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan (artículo 137 CE).

En los municipios, el gobierno y administración de los municipios corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales (140 CE).

En las provincias, el Gobierno y la administración corresponde a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo (141.2 CE).

Y en las provincias insulares, el gobierno y la administración corresponde a Cabildos o Consejos Insulares (141.4CE). Como es el caso del Cabildo de Tenerife o el Consejo Insular de Mallorca.

En las Comunidades Autónomas, el gobierno y la administración corresponde a un Consejo de Gobierno, con funciones ejecutivas y administrativas y a un Presidente, al que le corresponde la dirección del Consejo de Gobierno (152.1 CE).