Título VI y VII de la constitución española

En esta entrada vamos a ver el Título VI y VII Constitución Española: Poder Judicial y Economía y Hacienda. El Título VI de la Constitución tiene que ver con el Poder Judicial, este se apoyará en la Ley Orgánica del Poder Judicial. El Título VII se titula Economía y Hacienda. Para el estudio de la oposición a Agentes de Hacienda, el título séptimo de la Constitución está más visible en el primer tema del tercer bloque ya que se explican, entre otros, quién tiene la potestad para la creación de tributos.

TÍTULO VI: DEL PODER JUDICIAL

El Ministerio Fiscal, ¿forma parte del Poder Judicial?

El Ministerio Fiscal se regula en el Título VI de la Constitución Española, en su artículo 124.

La autonomía funcional del Ministerio Fiscal se regula en el art. 2 Ley 50/1981, el cual dispone que el Ministerio Fiscal es un órgano de relevancia constitucional con personalidad jurídica propia, integrado con autonomía funcional en el Poder Judicial.

La autonomía funcional está estrechamente relacionada con el principio de imparcialidad (124.2 CE y 7 Ley 50/1981). El Ministerio Fiscal es un órgano del Estado que no se integra materialmente en ninguno de sus poderes. Además, cuenta con legitimidad democrática derivada del nombramiento por el Gobierno y ejerce potestades y facultades propias en el desarrollo de sus misiones.

¿Qué son los Tribunales consuetudinarios y tradicionales?

Los Tribunales consuetudinarios y tradicionales están reconocidos en la Constitución Española de 1978. Esta introduce la posibilidad de que los ciudadanos pueden ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia ante dichos Tribunales.

Los ciudadanos podrán ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia mediante la institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine, así como en los Tribunales consuetudinarios y tradicionales.

Artículo 125, Constitución Española

Estos tribunales son tribunales con raíces históricas cuya constitución, competencia y funcionamiento están basados en la costumbre.

En la Ley Orgánica del Poder Judicial se reconocen expresamente como tribunales consuetudinarios y tradicionales:

  • Tribunal de las Aguas de la Vega Valenciana
  • Consejo de Hombres Buenos de Murcia

TÍTULO VII: ECONOMÍA Y HACIENDA

¿Qué se entiende por Patrimonio del Estado? ¿Y por Patrimonio Nacional? ¿Significan lo mismo estos conceptos?

PATRIMONIO NACIONAL

El Patrimonio nacional está formado por los bienes de titularidad del Estado afectados al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Real Familia para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las leyes les atribuyen.

Se regula en la Ley 23/1982, de 16 de junio, reguladora del Patrimonio Nacional.

PATRIMONIO DEL ESTADO

Se define en la Ley 23/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas y está integrado por el patrimonio de la Administración General del Estado y los patrimonios de los organismos públicos que se encuentren en relación de dependencia o vinculación con la misma.

Diferencia entre bienes de dominio público y bienes comunicales

El artículo 132.1 de la Constitución hace referencia a los bienes de dominio público y demaniales: 

La ley regulará el régimen jurídico de los bienes de dominio público y de los comunales, inspirándose en los principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad, así como su desafectación.

Los bienes de dominio público o demaniales se definen en el artículo 5.1 de la Ley 33/2003 del Patrimonio de las Administraciones Públicas: Son bienes y derechos de dominio público los que, siendo de titularidad pública, se encuentren afectados al uso general o al servicio público, así como aquellos a los que una ley otorgue expresamente el carácter de demaniales.

Los bienes comunales se definen por su parte en la Ley de Bases de Régimen Local (art. 79.3): Tienen la consideración de comunales aquellos cuyo aprovechamiento corresponda al común de los vecinos.

¿Cuál es la naturaleza jurídica de los bienes comunales?

La Constitución no se pronuncia al respecto sobre este punto pero de la lectura de los artículos 79.3 y 80.1 de la Ley de Bases del Régimen Local se puede deducir claramente su carácter de bienes de dominio público o demaniales.

Estamos, en cualquier caso, ante un conjunto de bienes que “tienen una naturaleza jurídica peculiar que ha dado lugar a que la Constitución haga una especial referencia a los mismos en el art. 132.1, estableciendo una reserva de ley para su regulación, que habrá de inspirarse en los principios de inalienabilidad, imprescriptibilidad e inembargabilidad, y también su desafectación (STC 4/1981, de 2 de febrero)”

¿Y los bienes patrimoniales, qué son?

A los bienes patrimoniales no hace referencia expresa la Constitución, se definen también en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas que los denomina bienes de dominio privado o patrimoniales (artículo 7.1).

Son bienes y derechos de dominio privado o patrimoniales los que, siendo de titularidad de las Administraciones públicas, no tengan el carácter de demaniales.

Es por tanto importante diferenciar entre:

  • Bienes de dominio público o demaniales
    • Dentro se encuadran los bienes comunales
  • Bienes de dominio privado o patrimoniales

Título VI y VII Constitución Española | Poder Judicial | Economía