Ley 39/2015 – Art. 94 – 96

¿Qué diferencias hay entre los conceptos «facultativo»,» preceptivo» y “potestativo»?

«Facultativo y potestativo» son sinónimos y a su vez son sinónimos de voluntario, y «preceptivo» es sinónimo de obligatorio.

Los informes facultativos o potestativos son aquellos que son «voluntarios», es decir, no hay ninguna ley o norma que obligue a solicitarlos, pero se pueden solicitar.

Los informes preceptivos son obligatorios, es decir, hay que solicitarlos sí o sí.

¿Cuál es la diferencia entre renuncia y desistimiento?

Artículo 94 Ley 39/2015

Se puede desistir de la pretensión o renunciar, cuando desistes no quieres seguir en ese momento con el procedimiento que has iniciado y cuando renuncias lo haces para siempre, nunca más podrás iniciar un procedimiento con el mismo objeto del que renunciaste, en cambio si desistes sí.

La renuncia supone un abandono de la acción y por tanto del derecho por lo que la pretensión no podrá volver a ser ejercitada.

El juez ha de aprobar la renuncia, salvo que sea contraria al orden público, a la ley o en perjuicio de tercero. Hay que considerar que existen ciertos derechos que son irrenunciables como por ejemplo, los derechos fundamentales.

El desistimiento supone el abandono del proceso en el momento en que se encuentre, de modo que la pretensión siempre podrá volver a ser ejercitada, siempre que haya plazo para ello. En el desistimiento el demandado puede querer continuar con el procedimiento si justifica su interés.

¿Qué diferencia hay entre la tramitación de urgencia y la tramitación simplificada?

Artículo 96 Ley 39/2015

En la tramitación de urgencia (Art. 33.1) se reducirán a la mitad los plazos establecidos para el procedimiento ordinario, salvo los relativos a la presentación de solicitudes y recursos. Pasamos de disponer de una posible tramitación simplificada o abreviada en sólo dos materias (responsabilidad patrimonial y ejercicio de la potestad sancionadora), a, en principio, poder ser aplicada a cualquier procedimiento administrativo, con independencia del ámbito de que se trate.

En la tramitación simplificada del Procedimiento Administrativo Común (Art. 96.6.c), los procedimientos administrativos tramitados de manera simplificada deberán ser resueltos en treinta días y constarán únicamente de las alegaciones formuladas al inicio del procedimiento durante el plazo de cinco días. No cabe recurso alguno contra (Arts. 23.2, 33.2, 57, 96.3 y 107.2) El acuerdo que: resuelva sobre la ampliación de plazos; el que declare la aplicación de la tramitación de urgencia al procedimiento o el de acumulación. La desestimación de la solicitud para la tramitación simplificada del procedimiento y contra la declaración de lesividad de actos anulables.

Si comparamos la tramitación simplificada con la ordinaria, podemos observar cómo, entre otros, no pueden llevarse a cabo trámites como la proposición de pruebas, ni su práctica, informes que no sean preceptivos, información pública ni propuesta de resolución.